jueves

HISTORIA Y RITUALES NOCHE S. JUAN





















































Los antiguos celtas llamaban ALBAN HERVIN esta noche y su principal significado era celebrar el instante en que el Sol se hallaba en su máximo esplendor y mostraba su poder. Para commemorar y al mismo tiempo atraer sus bendiciones sobre los hombres, animales y campos, se encendian grandes hogueras. Todos los rituales giran entorno a la glorificación del fuego. última fotografia )






























Una creencia muy extendida era que la pareja que saltaba unida la hoguera conseguia la fecundidad y buena fortuna. Otra de tantas costumbres es aquella en que las jóvenes arrojaban guirnaldas trenzadas por ellas a sus amados a través de las llamas y ellos debian recogerlas antes de que el fuego las consumiera. Las guirnaldas se guardaban como talismanes de buena fortuna. ( cuarta fotografia).


























Normalmente solian terminar estas celebraciones ( ceremonias ) bañándose entre las olas del mar para así comprometiéndose un cierto tiempo con el mar y recibiendo de él toda su fuerza. Fuego, agua y tierra. El apelativo de " Verbena " a esta fecha se lo dió la costumbre practicada en algunos lugares por las jóvenes casaderas de ir a recoger verbena ( berbena : es una planta herbacia perenne, de tija cuadrangular, pilosa, de 60 cm. de altura, hojas muy divididas, y pequeñas florecillas, lilosas, agrupadads en largas espigas terminales ) a las doce de la noche, creyendo que con ello conseguirian el amor del hombre deseado por su corazón. ( penúltima fotografia ).












Rituales. Se utiliza la magia de las velas para conseguirlo. Está formado por un altar, seis velas con los colores del Arco Iris, una vela de color marrón, una vela negra de menor tamaño, un recipiente con agua de manantial y unas hojas de laurel. El altar es el soporte sobre el cual se realiza el ritual. En él encontramois un círculo que representa los deseos y propósitos ya cumplidos. Dentro del círculo se circunscribe un polígono de siete ladios, porque el 7 es el número mágico por antonomasia, y simboliza los grados de perfección. ( segunda fotografia ).












Las velas de colores : representan a la luz blanca del Sol, símbolo de pureza, que al descomponerse da como resultado los seis colores del Arco Iris ( rojo, amarillo, verde, azul y violeta ) símbolo de Alianza y Paz. El marrón de la séptima vela es el color que simboliza la Tierra, madre fecunda y regeneradora, necesaria para que todo pueda nacer. La vela negra simboliza la oscuridad que procede del negro, los males que nos acosan. Es de menor tamaño y por eso se encuentra en inferioridad con respecto a la luz blanca representada en el resto de velas. La oscuridad del negro será vencida por la claridad del blanco.












El agua del manantial cura los males, purifica, ahuyenta el mal de ojo, atrae juventud y belleza y contiene las principales virtudes fecundantes. Y el laurel es un amuleto protector, un símbolo de victoria y de triunfo sobre las tinieblas. ( tercera fotografia).














Juan El Bautista. Es el único Santo del que se celebra el nacimiento y no la muerte o martirio. Es un Sol menor que abre camino al Gran Sol que es Cristo, con nuna firmeza que hace temblar al mismo rey Herodes. Tenia el Bautista una misión, y nada ni nadie le acobardó. Preparaba los caminos del Señor. Era la voz que clamaba en el desierto. El nombre de Juan , que preside el solsticio de verano, como el de Jesús, que preside el solsticio de invierno, tiene un encanto y una virtud increibles. Se impone con la fuerza positiva del mismo, con la viveza del fuego, con la fecundidad de la verbena ( berbena) . " Entre los nacidos de mujer, nadie más grande que Juan El Bautista ". ( primera fotografia ).






































Color del text




















































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Web Eladi